Huaral Renace

Huaral Renace

Contact information, map and directions, contact form, opening hours, services, ratings, photos, videos and announcements from Huaral Renace, Education, .

29/04/2019

HEMOS RECIBIDO ESTE INFOGRAMA, TEMA MUY DELICADO, ESPERAMOS NO SEA REAL.
SERÍA MUY TRISTE PARA CHICLAYO.

26/04/2019

RAÚL BARRIOS, EL NUEVO INVOLUCRADO DEL CASO LAVAJATO

BARATA CONFIRMA NEXO ODEBRECHT-LOURDES FLORES-RAÚL BARRIOS

INFORME PROJUSTICIA ABRIL 2019

Con puntos y comas, Jorge Barata ha confirmado hoy que Odebrecht hizo aportes para la campaña presidencial de Lourdes Flores Nano -asi como de otros candidatos- en el 2006. Esta sería la revelación definitiva que no solo confirma la participación de Horacio Cánepa, sino del abogado Raúl Barrios, involucrado en empresas investigadas por lavado de activos, y mencionado en audios entre la lideresa del PPC y el exárbitro.
Barrios pasó del anonimato a la fama, luego de que se hizo pública una conversación entre la candidata a la Municipalidad de Lima, Lourdes Flores Nano, y el árbitro vinculado a la constructora Odebrecht Horacio Cánepa. Ahora la Fiscalía de lavado de activos, a cargo del magistrado Germán Juárez Atoche, indaga estos casos.
Lourdes Flores: Ya, no, no he podido Jorge he tratado de ubicar hoy día porque mañana (ininteligible) con el chico Barrios te han dicho.
Horacio Cánepa: Sí, pero el tema que si ocurriera eso, pu... es un nuevo frente pues, eso es lo que me jode ¿no? Entonces que hay que tener más o menos las cosas claras. Eso es lo que no saben, tampoco no sabes qué cosa va a ocurrir con Barata ahora que le han quitado todo, ¿no?
LF: Sí pues, ahora Barata, yo creo ya, ya Barata tampoco puede variar tanto su versión ¿no? Porque....
Este es el primer audio difundido por Panorama se escucha a Flores preocupada por lo que el exejecutivo de Odebrecht, Raymundo Nonato Trinidade Serra, pueda contar a las autoridades peruanas sobre el aporte que hizo a la campaña municipal a través de Raúl Barrios.
LF: Ya, o sea él va a decir que ya.
HC: Osea, puede no decir nada.
LF: Claro, claro.
HC: Originalmente, o sea, cuando hablé con Raúl me dijo que no estaba eso. Claro, pero, o sea, no lo…
LF: ¿Tú hablaste con Raúl?
HC: No, no he hablado con Raúl, no, no, no he hablado porque, es que la gente a veces no quiere, pues… es complicado cuando uno está lejos, pues.
LF: No, no, pero la primera oportunidad, ¿tú hablaste con Raúl?
HC: No, la primera oportunidad cuando… no, cuando.. no, yo he hablado con el propio Raymundo hasta mayo. Hasta mayo, hasta abril.
Con este segundo audio, el tema involucra aún más a Barrios. Indagaciones de la Policía Nacional y del Ministerio Público encontraron un vínculo que le podría complicar la situación jurídica de Barrios. La empresa constructora CMO Group (antes Constructora Mediterránea SAC) -de la cual es presidente del Directorio desde el 2017- viene siendo investigada por integrar una organización criminal que se adjudicó la construcción e implementación de al menos 23 hospitales a nivel nacional promovido por el Ministerio de Salud, ESSALUD y gobiernos regionales.
El monto por el cual investigan a la constructora supera los S/ 2.500'000.000, adjudicados durante siete años. La organización y que estaría liderado por el empresario Guillermo Gomero Rojas, Luis Felipe Quiróz Medrano, Jean Pierre Dewerpe Dulong y otras 93 personas naturales, así como 42 personas jurídicas según consta en la resolución de apertura de investigación preliminar del 21 de octubre de 2016, de la fiscal Yovana Mori.
"Organización criminal especializada en obtener ganancias ilícitas a través del ingreso del extranjero de grandes cantidades de dinero de procedencia ilícita", señala la carpeta 48-2016,
En este punto, el caso de lavado de activos se mezcla con el tristemente famoso de los "Petroaudios": El jefe de la organización de empresarios tendría como "líder" a Fortunato Canaán Fernández, quien -por medio de sus operadores- gestionó "consorcios con la finalidad de que las autoridades peruanas no sospechen que el dinero es de procedencia ilícita extranjera".
"A través de la conformación de diversas empresas a laas que les serían indebidamente adjudicadas de forma preferente para la ejecución de obras de construcción civil por un monto inicial pactado", registra la fiscal Mori, quien también investigó los Panamá Papers y pasó al equipo especial del caso Lava Jato.
Según las indagaciones realizadas por la Fiscalía a los integrantes del directorio liderado por Barrios son: Gomero, Dewerpe, Quiroz y el economista Alejandro Indacochea, encontró indicios que la constructora CMO Group (antes Mediterránea SAC) habría subcontratado con CONIRSA (consorcio liderado por Odebrecht) en obras de infraestructura realizados para IIRSA Sur.
Durante la gestión de Raúl Barrios como vicepresidente de la Cámara de Comercio de Lima colocó al frente del Sub Comité de Obras a Raymundo Nonato Trindade Serra, de Odebrecht.
"La relación Barrios y Serra se gestó en la Cámara y que el interés de Odebrecht de controlar el directorio fue el control de los arbitrajes que ejecutó Canepa" sostiene un testigo protegido.
Asimismo, el Ministerio Público encontró indicios de que Dewerpe Dulong (de origen francés) fue un invitado asiduo a las fiestas organizadas por Odebrecht en la Embajada de Brasil en Lima, por ser un amigo cercano a Jorge Barata.
También la Fiscalía sospecha de la existencia de cuentas secretas en Europa que maneja el ejecutivo de origen europeo de CMO Group, por encargo de los ejecutivos de la firma brasileña al haber hallado transfiere u n bncias bancarias al viejo continente cuyo origen de los fondos son desconocidos.

13/04/2019

ÚLTIMO MINUTO

INFORME EXCLUSIVO DE PROJUSTICIA

LOS “ALFILES” DEL FISCAL JUAN CARRASCO MILLONES Y SU ROL DE ANTIHEROE DE LA JUSTICIA.

En los últimos años, la labor del Fiscal Juan Manuel Carrasco Millones ha sido por demás resaltada por su actuación frente a casos emblemáticos desde la Fiscalía Especializada Contra la Criminalidad Organizada – FECCOR Lambayeque. Nadie – hasta ahora - había puesto en tela de juicio su trabajo ni el de su equipo con el que ha venido cumpliendo esta labor. Personas de su entera confianza para desarrollar actos investigatorios, tanto a nivel policial como fiscal.

Pero, dada la extremada complacencia para desarrollar diligencias con carpetas fiscales que duermen en el ‘sueño de los justos’, como las investigaciones contra barones del azúcar envueltos en entuertos policiales con crímenes aún sin resolver; sumado a la voceada venta de información en casos como “Las Rocas”, “Los Impunes del Norte” y “Los Corchines de la Corrupción”, el rol que juegan los ‘alfiles’ del fiscal Carrasco Millones empezó a llamar poderosamente la atención.

La reciente revelación del testimonio del investigado Nilton Monje Sampén (ex hombre de confianza del ex alcalde David Cornejo Chinguel), quien acusó al Comandante PNP Romel Agustín Díaz Paz de vender información confidencial a cambio de recibir pagos mensuales de aproximadamente 10 mil soles, y que posteriormente – por una diabetes emotiva - se diluyó con el cambio de su abogado y de su versión, sumado al archivamiento de una investigación a nivel de Fiscalía Anticorrupción a cargo de la magistrada Karin Ninaquispe Gil, ha marcado el inicio del destape de una serie de sucesos que hoy son expuestos por PROJUSTICIA, a través de este extenso informe.

El fiscal Juan Carrasco no ha trabajado solo sus emblemáticos casos, lo ha hecho casi siempre de la mano de oficiales de la PNP como el Comandante Romel Díaz Paz, el Capitán Víctor Chafloque Oliden y últimamente el Mayor PNP Juan Carlos Paz Oyola. Los dos primeros, personajes con un largo listado de embrollos e investigaciones en su contra, pero que milagrosamente terminan archivándose.

En las últimas semanas, los oficiales Romel Díaz Paz y Víctor Chafloque Oliden, en particular, han empezado a ser duramente cuestionados debido a la detección de un informe policial firmado por ellos, que sería falso y que dio pie a la detención preliminar y, posteriormente preventiva, de los implicados en la organización criminal “Los Limpios de la Corrupción”. Una denuncia ingresada a fines de enero pasado -ante el Ministerio Público- por el investigado Juan Miguel Valdivia Goycochea los ha puesto en jaque.

Y es que precisamente el seguimiento y cruce de información desplegado por familiares y demás investigados en este sonado caso de corrupción en Chiclayo ha terminado por poner contra las cuerdas a ambos elementos de la Policía Nacional, ahora más cuando se está por confirmar que el famoso Informe N° 136-2014-RPNO-DIRTEPOL-LAMB, del 20 de septiembre, que lleva las rúbricas de Díaz Paz y Chafloque Oliden no habría sido elaborado por la Unidad de Inteligencia de la Policía Nacional, como así lo revelaron sus superiores y respaldado por el propio fiscal Juan Carrasco Millones, sino por la División Antidr**as y el contenido sería completamente distinto.

Pero este no es el único caso en el que estos oficiales han sido cuestionados por su proceder.

CASO DONGO
En cuanto al hoy Comandante Romel Díaz Paz, la investigación de PROJUSTICIA apunta a revelar que este oficial se ha visto indirectamente envuelto en una investigación donde la fiscal de La Victoria, Adela Harumi Odiaga Shimotehara, pese a la existencia de un documento falso que no ha sido debidamente valorado por la justicia, ha procedido a formular un pedido de prisión efectiva por los presuntos delitos de Robo Agravado, Allanamiento Ilegal de Domicilio y Abuso de Autoridad contra los Suboficiales de la Policía Nacional José Antonio Hoyos Cubas, Edilberto Elías Chancafe Vargas y Edgar Camus Huaripata, quienes prestaban servicio en la Comisaría de La Victoria.

Acusados de haber actuado negligentemente en una intervención policial el pasado 25 de enero del 2016, cumplida a pedido del empresario Juan Carlos Dongo Ávalos, quien denunció el hurto de los enseres de su restaurante, los efectivos del orden de héroes pasaron a convertirse en villanos, pues luego de haber recuperado lo sustraído en un almacén de la empresa Marakos, ubicado en el distrito de La Victoria, terminaron siendo denunciados por la ex pareja sentimental de éste, Aurora Guadalupe Díaz Ramírez.

La sospecha de la intervención del Comandante Romel Díaz Paz se sustenta en la llamada que éste hizo el mismo día de los hechos al Alférez Manuel Jiménez Villalta, a quien le solicitó acuda hasta el lugar para verificar lo que estaba ocurriendo en el lugar, pese a no ser el comisario de dicha jurisdicción, sino el Comandante Raúl Tapia Aranda.

¿Qué intereses tenía Romel Díaz Paz? ¿Acaso familiar de Aurora Díaz Ramírez? Lo único cierto es que luego de ello vendría el vía crucis de los tres policías, quienes ahora afrontan un proceso judicial en la vía civil y un pedido de baja ante Inspectoría de la Policía Nacional por Inconducta Funcional, corriendo el riesgo de perder su puesto de trabajo por una situación donde se evidencia existiría cierta parcialización para favorecer a la expareja del empresario Dongo Ávalos, quien terminó imputándoles hechos que no se ajustarían a la verdad.

A pesar de las evidencias a su favor, como el hecho de haber comunicado de la intervención policial, vía telefónica, al fiscal provincial Edwin Gálvez Díaz, quien dispuso que las especies robadas sean puestas a disposición de la Comisaría del Norte, los efectivos no se han replegado en su defensa y – acorde a la documentación que se ha logrado obtener - a finales del año pasado ingresaron una denuncia penal ante el Ministerio Público contra la ciudadana Díaz Ramírez, señalándola de haberse valido de un documento falso para acusarlos.

En este caso en particular, los tres suboficiales han esgrimido el argumento que el requerimiento de prisión presentado por la fiscal Adela Odiaga contiene un documento que – aseguran – a todas luces es falso, y ha sido erróneamente validado para solicitar la medida coercitiva en su contra. Este documento no registra la identidad del policía que recepciona los enseres, ni su firma y el número CIP – Carnet de Identificación Policial.

Se trata del documento de recepción de los bienes recuperados – Oficio N° 255-2016-REGPOL.LAMB-DIVPOS/CPNP-LAVICTORIA, de fecha 25 de enero de 2016, dirigido del Comandante Raúl Tapia Aranda al Mayor Enrique Torres Jáuregui, el cual – aseguran – uno es falso y “sirvió de apoyo en la providencia emitida por la fiscal Adela Harumi Odiaga Shimotehara, a pesar de no haber participado en la diligencia al no tener competencia territorial”.

El verdadero oficio, que respaldaría la correcta actuación de los efectivos José Antonio Hoyos Cubas, Edilberto Elías Chancafe Vargas y Edgar Camus Huaripata está firmado por el SOB PNP Román Cajusol Bravo, identificado con CIP 0944585, y echaría por tierra la versión de la mujer, quien pone como testigos a su abogado Jorge Pérez Cerdán, el guardián José Coronel Sagástegui y a César Maco Odar.

Por lo pronto, el fiscal César Celis Zapata investiga la denuncia de los tres policías y ha dispuesto dar inicio a diligencias preliminares en la investigación seguida contra Aurora Díaz Ramírez, en agravio de los agentes policiales.

“PASEARON” A DETENIDO
Otro caso por demás criticable, en el que nuevamente el Comandante Romel Díaz Paz vuelve a hacer gala por su actuación policial es por el evidente abuso que se cometería contra el ciudadano Edgar Yackson Saavedra Olazábal, en el que también se vería envuelta la fiscal Adela Harumi Odiaga Shimotehara (Caso 44-2018/ODCI).

Aunque resulte risible, solo la fiscal del distrito de La Victoria, Adela Odiaga, es investigada por presunta inconducta funcional luego que el ciudadano recurriera a la Oficina Desconcentrada de Control Interno del Ministerio Público en Lambayeque para denunciar evidentes irregularidades que ambas autoridades cometieron desde el momento que fue detenido, al ser acusado de comercializar dr**as.

Este hecho, oculto y cuasi archivado entre la documentación del Ministerio Público, encierra el drama que empezó a vivir Edgar Saavedra Olazábal desde que fuera detenido por agentes policiales de la Comisaría de La Victoria, siendo revelado a inicios del año 2018 por la fiscal Elvira Aldana Tello, titular de la Fiscalía Especializada en Delitos de Tráfico Ilícito de Dr**as, co autora de la queja, al afirmar que sí se cometieron presuntas irregularidades durante la intervención policial.

El equipo de PROJUSTICIA logró recopilar dichas evidencias y, principalmente, el testimonio del ciudadano intervenido, quien motivó su queja alegando que tanto Romel Díaz Paz como la fiscal Adela Odiaga cometieron un abuso de autoridad.

¿QUÉ PASÓ? Mientras un grupo de agentes de la Comisaría de La Victoria emitió un Acta de Intervención Policial, con fecha 30 de diciembre de 2017, dando cuenta que Edgar Yackson Saavedra Olazábal fue detenido realizando un pase de droga entre las avenidas Chinchaysuyo y Miguel Grau, el intervenido corrige ello y asegura que la acción policial se registró entre las calles Mochumí y Villa El Salvador.

Sin embargo, lo más cuestionable vendría a continuación. Y es que mientras las fiscal Adela Odiaga ratificaría que la intervención se dio el sábado 30 de diciembre, a las 9:40 de la noche, fue recién 3 días después – 3 de enero de 2018- que esta misma magistrada, conforme al Acta Fiscal levantada en el Cuaderno de Providencias Fiscales de la UNIANDRO PNP, dispone que se comunique inmediatamente a la Fiscalía Antidr**as con la finalidad de proceder conforme a sus atribuciones.

Pero, increíblemente, dos días después, vale decir, el 5 de enero del 2018, el Comandante Romel Agustín Díaz Paz hace su aparición para comunicar la detención de Edgar Yackson Saavedra Olazábal, según el Oficio N° 022-2017-SEGMACREGPOL/REG.POL.LAMB/DIVINCRI.UNIANDROSEC.

La fiscal antidr**as Elvira Aldana Tello cuestionó este accionar, asegurando que su colega Adela Odiaga no comunicó directamente ni de manera inmediata a la Fiscalía Especializada la detención del ciudadano, sino que 4 días después de la intervención dispuso la detención, “no habiendo supervisado si la UNIANDRO PNP Chiclayo comunicó la detención, la cual recién se efectuó el 5 de enero. Es decir, 6 días después de la intervención”.

Para remate, la fiscal Adela Odiaga, a decir de su colega Elvira Aldana Tello, no solo generó un retraso en las investigaciones, sino además que en los días que mantuvo detenido a Edgar Saavedra Olazábal “no realizó diligencia alguna como el pesaje y descarte de dr**as, examen toxicológico y sarro ungueal”.

Peor aún, el denunciante afirma que esta fiscal no estuvo presente durante la intervención policial que terminaría avalando el Comandante Romel Díaz Paz.

CAPITÁN Y FISCAL BAJO SOSPECHA
La cercanía y facilidad para atraer los problemas por parte de los oficiales Romel Agustín Díaz Paz y Víctor Chafloque Oliden, conjuntamente con la fiscal Adela Harumi Odiaga Shimotehara, nuevamente quedaría evidenciada en la denuncia fiscal instaurada contra los dos últimos, acusados de presuntamente cometer los delitos de Peculado de Uso, Coacción, Falsificación de Documentos y Obstrucción a la Justicia.

Aun cuando nuevamente la Fiscal Anticorrupción Karin Ninaquispe Gil quiso darles una ‘manito’ con la investigación instaurada en su contra, archivando el proceso de investigación, como presumiblemente lo ha hecho recién con el Comandante Romel Díaz Paz en el caso “Los Corchines de la Corrupción”, una disposición de la Fiscal Superior Penal de Liquidación del Distrito Fiscal de Lambayeque, doctora Giovana del Río Carreño, fechada el 14 de marzo de 2019, revoca el fallo de archivamiento y vuelve a poner sobre el tapete la seria denuncia interpuesta por el Suboficial PNP Julio Lucio Cotrina Camones.

Cotrina Camones denunció que, en el caso de la fiscal Odiaga, lo buscó en su domicilio en la urbanización San Isidro para interceder a favor del oficial Chafloque, pidiéndole cambiar su declaración como testigo en un proceso administrativo seguido en contra del agente, hecho al que no accedió.

Dado a que este caso reviste imputaciones de suma gravedad, como refiere la Fiscal Superior, tanto el oficial Chafloque Oliden como la fiscal Odiaga Shimotehara deberán responder por el uso de un vehículo de placa EPB 830, de la Unidad Antidr**as de la Policía Nacional, para trasladarse a la vivienda del denunciante con la intención de – bajo amenaza – convencerlo de cambiar su declaración en la investigación de Inspectoría seguida contra el Capitán, además de haber redactado y suscrito un Acta Fiscal con contenido falso, con el propósito de justificar el uso del vehículo policial.

De manera diligente, se deja sentado que la Fiscal Anticorrupción Ninaquispe Gil no realizó todos los actos de investigación para determinar si los hechos denunciados revisten contenido penal, como el hecho de haber corroborado la denuncia con la investigación administrativa que se le siguió al efectivo policial en Inspectoría de la Policía Nacional.

Más aun, siendo una cuajada Fiscalía Anticorrupción, Ninaquispe Gil no solicitó información alguna ante la Oficina Desconcentrada de Control Interno de Lambayeque a pesar que tener conocimiento de la apertura de un procedimiento disciplinario contra la fiscal Adela Odiaga Shimotehara, “lo que le hubiera permitido cruzar información y realizar otras diligencias”, como – por ejemplo – verificar si efectivamente la fiscal de La Victoria acudió a la casa del denunciante para preguntarle por las carpetas fiscales N° 2942-2016 y 3233-2016.

Dadas las falencias en esta investigación, se ordenó a la Fiscalía Anticorrupción ampliar las diligencias preliminares por el plazo excepcional de 90 días, dispuestas contra el Capitán Víctor Chafloque y la fiscal Adela Odiaga, en las que incluso el Comandante Romel Díaz Paz ha participado con su testimonial, dando cuenta que desconocía del uso del vehículo oficial, pero que “ello habría obedecido a una pauta de respeto hacia la magistrada por la hora y su cargo”; desconociendo incluso el oficial que la fiscal estaba muy lejos de una jurisdicción que no era la suya.

LOS MAILS DE LEGUÍA
Finalmente, por ahora, la situación del suboficial Freddy Leguía Escurra es para tocarla con pinzas debido a la difícil situación que atraviesa al haber sido condenado a 5 años de prisión efectiva por el delito de Colusión.

Con un video viralizado desde la clandestinidad, clamando justicia y temiendo ser encerrado junto a los asesinos y extorsionadores que algún día capturó, la defensa legal del agente de la División de Investigación Criminal se bambolea entre la falta de recursos económicos y su desesperado deseo por continuar estando en libertad.

Sin saber utilizar para su defensa –quizá- lo que tenía entre sus manos, por años, condenado y confinado hoy en un pequeño cuarto alejado de la ciudad, prófugo de la justicia, el agente recién ha empezado a asimilar que el drama que hoy le toca vivir se gestó hace algunos años.

Freddy Leguía acaba de desempolvar una lista de 5 mails que le fueron enviados a través del correo electrónico [email protected], en el año 2016, a solo días de haber sido intervenido en el mercado Modelo de Chiclayo portando una bolsa con pescado y en su interior la suma de mil soles, que le habría entregado un familiar del extorsionador César Dante Llontop Lluén (a) “Caigua”.

Intervenido por el Capitán Víctor Chafloque y el Mayor Óscar Ramos Viera, agentes del entorno del fiscal Juan Carrasco, Freddy Leguía asegura haber caído en una trampa, tras haber recibido la llamada de un colega que vive en Monsefú, sin sospechar que sería detenido por acudir a recibir el pescado de una persona que no conocía. Meses antes – recuerda - su agudeza para resolver los casos extorsivos lo llevarían a detener a Margarita Becerra García, precisamente esposa del delincuente “Caigua”, en cuya telaraña caería después.

Volviendo a los mails, en ellos se encerraría la explicación al cómo se gestó el fin de su carrera policial, que tendría como punto de quiebre – allá por el año 2012 - la queja que presentó contra el entonces fiscal provincial Juan Carrasco Millones, por una aparente inconducta funcional en una investigación contra un extorsionador en Pátapo.

A ello vendrían luego seguimientos y notas de agente elaborados por una Unidad Especializada de Lima de la Policía Nacional, en las cuales se le hacía aparecer como parte de una organización delictiva dedicada a las extorsiones.

Pero una siguiente razón que tomaría más fuerza estaba en uno de los 5 mails: que su intento de detención obedecería inclusive al hecho de haber entorpecido el otorgamiento de un beneficio como “Testigo Clave” al hermano de uno de los delincuentes que él mismo puso tras las rejas en el Penal de Chiclayo. Beneficio que tendría un costo de 25 mil soles. Dinero, que según se lee lo desembolsarían los delincuentes José Saúl Gonzales Cóndor (a) “La Vieja” y Henry Rolando Gómez Solís a través de un conocido abogado a quien consideraba su amigo. No se ha descartado que bajo esta misma modalidad saliera en libertad el agente policial Pedro Aníbal Arteaga Oliva (Exp. 496-2012).

En un siguiente mail le revelarían a Freddy Leguía que Jorge Andrés Yarlequé y Luis Alberto Cajusol Maloni (Exp. 496-2012) también recobraron su libertad bajo el mecanismo de la “Colaboración Eficaz”, tan puesta de moda en la era del fiscal Juan Carrasco Millones y su no tan clara lucha contra la criminalidad organizada.

¿Un ejemplo? La cuestionada liberación del policía Juan José Cruz Dávila, conocido como “Peluche”, quien fue detenido por presuntamente integrar la organización criminal “Los Charlys de F***y Abanto”. Luego de recobrar su libertad, a pesar de existir escuchas telefónicas que lo incriminan, como lo informaron los medios de comunicación en su momento, su caso rápidamente fue derivado a la Fiscalía Anticorrupción, de donde saldría librado de ‘polvo y paja’, volviendo a las calles y a su puesto de trabajo.

29/03/2019

JUAN CARRASCO MILLONES:
LA VERDAD DETRÁS DE UN FALSO HÉROE

INFORME PRELIMINAR

Equipo Projusticia

“O mueres como un héroe, o vives lo suficiente
para verte convertido en el villano”
Harvey Dent, Fiscal de Gotham

En toda sociedad dominada por la corrupción, el crimen o la violencia, uno de los principales mecanismos de supervivencia del tejido social es la búsqueda de “héroes” que simbolicen las aspiraciones de quienes desean una vida más justa, pacífica y humana. En la mayor parte de casos, estos “héroes” actúan de acuerdo a lo que se espera de ellos, sea por vocación personal o porque las circunstancias los llevan a actuar de determinada manera -como el entrañable personaje de Dustin Hoffman en “Héroe Accidental”- siendo los medios de comunicación los que suelen jugar un papel relevante al momento de levantar o destruir la imagen de estos “héroes”, reales o no.

El Perú no es ajeno a este fenómeno social; si bien aquí no tenemos héroes de historietas como el Capitán América o Batman, los medios nacionales se encargan de levantar de vez en cuando a algunos personajes para que cumplan el necesario papel de aglutinar las esperanzas ciudadanas frente a los males sociales, como ejemplos de lo buenos que podemos ser y no de lo malos que realmente somos. Y si bien en ciertos casos estos héroes lo son de verdad -como el Dr. Ricardo Pun Chong- en muchas ocasiones estos presuntos “héroes” no son más que ídolos de barro, cuando no criminales que gustan de presentarse como candorosas ovejas cuando en verdad son lobos despiadados.

Uno de estos casos es el que damos cuenta en el presente informe. Trata de un fiscal que le encanta presentarse en los medios como abanderado de la corrupción -no, no es el que piensan- cuando en realidad su principal logro es haber constituido su propia organización criminal compuesta por otros fiscales, policías, abogados, periodistas, expertos en sistemas y escuchas e incluso delincuentes que se encargan de hacer el trabajo sucio, mientras el presunto “héroe” se pasea por las calles bajo el aplauso de los chiclayanos y lambayecanos.

Sí, a él nos referimos. Llamado erróneamente el “José Domingo Pérez del Norte”, el fiscal provincial titular y actual Coordinador de la Fiscalía Especializada contra la Criminalidad Organizada de Lambayeque, JUAN MANUEL CARRASCO MILLONES, ha sabido hacerse de una reputación de “sheriff”, de “hombre duro” e implacable contra la corrupción en un momento en que el crimen organizado asolaba Chiclayo y sus alrededores. Para ello contaba además con su “Robin”, el actual Comandante PNP ROMEL DIAZ PAZ, con quien iniciaron una vertiginosa carrera mediática a mediados del 2014 luego de detener a 20 integrantes de la presunta banda denominada “Los Limpios de la Corrupción”, encabezada por el ex Alcalde Provincial de Chiclayo, ROBERTO TORRES GONZALES.

A partir de allí, los supuestos “éxitos” de la dupla CARRASCO-DIAZ se fueron sumando año a año, echando mano a grupos como “La Gran Familia”, “Los Nuevos Injertos del Norte”, “Los Wachiturros de Tumán”, “La Hermandad del Norte” y “Los Temerarios del Crimen”, todos casos debidamente publicitados como las grandes capturas que permitirían acabar con la corrupción en Lambayeque. Sin embargo, detrás de todo este circo, una organización criminal fue creciendo y perfeccionando sus modus operandi, sin que nadie se diera cuenta hasta hace poco, debido a que estos casos se vienen cayendo como castillos de naipes poniendo en evidencia la verdad de lo ocurrido.

“Los Limpios de la Corrupción”

Uno de estos casos es la captura emblemática de CARRASCO MILLONES, la de los “Limpios de la Corrupción”, realizada cuando solo era fiscal adjunto de la Tercera Fiscalía Provincial Penal Corporativa de Lambayeque, entonces a cargo del fiscal SERGIO LUCIO ZAPATA OROZCO. Como se recuerda, el 30 de setiembre del 2014, a solo 05 días para llevarse a cabo las elecciones regionales, el Poder Judicial dispuso la captura de ROBERTO TORRES GONZALES –quien tentaba la Reelección a la alcaldía de Chiclayo con su agrupación “Manos Limpias”- junto con su pareja sentimental, KATIUSKA DEL CASTILLO, quién postulaba a Consejera Regional y otros 27 implicados, además de abrir investigación a un total de 120 personas, incluyendo dentro de dicho grupo al señor JUAN VALDIVIA GOYCOCHEA quien ha denunciado por Usurpación de Funciones a dos oficiales PNP quienes emitieron y firmaron un Informe de Inteligencia, cuando en realidad pertenecían a otra dependencia policial y no a la OFINTERPOL"

Como suele procederse en estos pedidos de detención preventiva, la Fiscalía debió sustentar su pedido de detención preventiva ante la Sala Penal Nacional basado en dos informes de INTELIGENCIA: un informe donde se solicita a la fiscalía que requiera la autorización para las interceptaciones telefónicas de la presunta estructura del grupo criminal; y otro informe incluyendo todas las pruebas e indicios recabados respecto de los delitos que se habrían cometido por parte de la organización criminal.

En el caso de los “Limpios de la Corrupción”, es un informe de inteligencia dónde se solicita a la fiscalía la detención preliminar judicial de una veintena de funcionarios y estuvo a cargo de la División de Investigación Criminal de Lambayeque, mientras que el primero estuvo presuntamente a cargo de la Oficina de Inteligencia Territorial Policial de Chiclayo, encabezada entonces por el Coronel PNP LUIS E. FARFAN SILVA. Lo que no se había confirmado hasta ahora, sin embargo, es que uno de estos informes presentados por CARRASCO MILLONES para proceder a la detención de los integrantes de esta presunta banda ERA FALSO.

Como se sabe, en octubre del 2017 y luego de purgar más de tres años de prisión preventiva, algunos presuntos miembros de esta banda comenzaron a salir en libertad, entre ellos JORGE INCHAUSTEGUI SAMAME, JOSE MIRES RIMARACHIN, JUAN VALDIVIA GOYCOCHEA, JUAN VILLANUEVA VELEZMORO, CESAR REGALADO RODRIGUEZ y JOEL UGAZ CUBAS.

Ante ello, algunos de estos afectados iniciaron indagaciones para determinar cuál había sido el fundamento para purgar prisión preventiva por tanto tiempo sin que se les hubiera acusado formalmente, y poder establecer así la verdadera responsabilidad de lo ocurrido.
Ya en mayo del 2015, la defensa técnica de JUAN VILLANUEVA VELEZMORO había solicitado al entonces Jefe de la OFINTERPOL-Chiclayo, Coronel PNP Luis Guerrero Valladares, que se le entregue copia de los peritajes e informes presuntamente emitidos por la Contraloría General de la República, la Unidad de Inteligencia Financiera de la SBS, la Comisión Nacional de Bienes Incautados y del Equipo de Lavado de Activos de la PNP, los que habían sido presuntamente recogidos en el Informe No. 136-2014-RPNO-DIRTEPOL-LAMB, de fecha 29 de setiembre del 2014, y en base a los cuales se había solicitado gestionar la detención preventiva contra 22 integrantes de “Los Limpios de la Corrupción”.

Sin embargo, la respuesta que le dio la OFINTERPOL a dicho pedido fue más que sorpresiva: mediante Oficio No. 1008-2015-REGIONPOLICIAL-LAMB./ORI.SEC, de fecha 01 de junio del 2015, se le dijo expresamente a la defensa de VILLANUEVA que “en esta Unidad Especializada NO SE HA FORMULADO el Informe No. 136-2014-RPNO-DIRTEPOL-LAMB, por lo que se sugiere muy respetuosamente que dicha información la solicite a la Unidad donde se formuló dicho documento”, negando de esta manera la veracidad de dicho documento.

En base a esta respuesta, la defensa de VILLANUEVA solicitó a la Fiscalía copia fotostática del Informe No. 136-2014-RPNO-DIRTEPOL-LAMB, a fin de determinar con claridad desde que Unidad se había emitido el mismo. Dicha copia mostraba, sin embargo, el sello membrete y los sellos redondos del Instructor y la conformidad emitida por la Oficina de Inteligencia Territorial Policial-Dirección Territorial Policial-Lambayeque-Chiclayo-Policía Nacional del Perú, por lo que el pedido de información había estado bien dirigido. De este modo, mediante carta del 03 de junio del 2015, se reiteró a dicha unidad la entrega de la información solicitada.

No obstante, mediante Oficio No. 1027-2015-REGIONPOLICIAL-LAMB/ORI.SEC de fecha 04 de junio del 2015, la OFINTERPOL de Lambayeque no solo reitera que “en los archivos de esta Unidad NO SE ENCUENTRA DOCUMENTO ALGUNO RELACIONADO AL CASO”, sino que indica expresamente que de la copia del presunto informe remitida por la solicitante, “se puede apreciar los nombres de los dos (02) oficiales PNP que firmaron su autoría, QUE SI BIEN TRABAJABAN EN LA CIUDAD DE CHICLAYO (…) NO HAN PRESTADO SERVICIOS EN ESTA JEFATURA, DESCONOCIENDOSE LOS MOTIVOS POR LOS QUE APARECEN SELLOS QUE PRESUNTAMENTE SEAN DE ESTA UNIDAD” –esto es, desconociendo claramente la validez de las firmas y sellos- para culminar señalando que el pedido sea derivado al entonces Jefe de la DEPANDRO-Chiclayo, Comandante PNP ROMEL DIAZ PAZ, por “HABER FIRMADO EL CONFORME DEL DOCUMENTO SOLICITADO”.
Finalmente, y para dejar en claro que el mencionado Informe No. 136-2014-RPNO-DIRTEPOL-LAMB era apócrifo, el 06 de mayo del 2015 la OFINTERPOL Chiclayo va a enviar a la defensa de VILLANUEVA la lista del personal policial que había laborado los días 26 a 30 de setiembre del 2014, en dicha Unidad, no apareciendo por ninguna parte los nombres del Mayor PNP ROMEL DIAZ PAZ y del Capitan PNP VICTOR CHAFLOQUE OLIDEN, a pesar de que la firma de ambos aparece al final de dicho informe.

¿Cómo hicieron entonces para aparecer como los “responsables” de un documento tan delicado?
¿Porqué el Oficio No. 1593-2014-RPNO-DIRTEPOL-LAMB/OFINTERPOL-CH, mediante el cual presuntamente el Coronel FARFAN SILVA remite el Informe No. 136 a CARRASCO MILLONES, aparece con una firma DISTINTA a la que tiene dicho oficial?

¿Y si ello es así, porqué el apuro por sustentar una detención preventiva sin sustento real alguno?

Los rastros de una organización criminal

Lo cierto es que la elaboración de informes sustentatorios falsos para la detención preventiva de presuntos delincuentes es solo, al parecer, uno de los tantos modus operandi que tiene el grupo de CARRASCO MILLONES para lograr y mostrar resultados tanto de cara a la opinión pública como de sus potenciales clientes, clientes entre los que se encontrarían el conocido empresario OLIVIO HUANCARUNA FLORES –a quien ya algunos medios los han vinculado como parte de una banda denominada LA COFRADIA DE LA FLOR NEGRA, la que estaría encabezada por el empresario- así como los hermanos ACUÑA PERALTA, personajes que curiosamente NUNCA han sido tocados o investigados por CARRASCO MILLONES a pesar de haber sido denunciados por graves delitos.

Al respecto, una de las principales hipótesis que se maneja sobre la participación de CARRASCO MILLONES y ROMEL DIAZ en la captura de “Los Limpios de la Corrupción” es que la formulación de estos informes falsos y la premura por la captura de ROBERTO TORRES se debió a un encargo de los ACUÑA PERALTA, interesados en sacar de la contienda electoral a aquel y a su agrupación política, pagando para ello una fuerte suma no especificada que le habría sido entregada a CARRASCO MILLONES a través de su amigo W***Y SERRATO.

Otras forma de operar que tendría este grupo es la captura de implicados en graves hechos de corrupción para convertirlos en “colaboradores eficaces”, ofreciéndoles así dejarlos en libertad a cambio de dinero e información privilegiada que es utilizada por CARRASCO MILLONES para captar nuevos clientes y manejar los casos a su antojo.

Curiosamente, en una reciente entrevista el propio CARRASCO ha afirmado que una de las particularidades de sus investigaciones es la alta presencia de “colaboración eficaz”, como si él mismo no la hubiera promovido. Un ejemplo de ello ha sido lo ocurrido con la investigación sobre el sucesor de Torres Gonzáles, DAVID CORNEJO CHINGUEL, donde los presuntos “colaboradores” vienen cambiando sus versiones a diestra y siniestra, especialmente para limpiar a su principal colaborador ROMEL DIAZ PAZ, acusado precisamente de vender información a CORNEJO CHINGUEL de manera ilícita.

PROJUSTICIA viene accediendo a una serie de casos que dan muestra del accionar corrupto y criminal de CARRASCO MILLONES y sus allegados, los que pronto serán dados a conocer. Por lo pronto, se sabe que junto a JUAN MANUEL CARRASCO MILLONES y ROMEL DIAZ PAZ, como cabecillas de esta organización, la misma estaría integrada por el Mayor PNP JUAN CARLOS PAZ OYOLA, actual jefe de la DIVIAC Chiclayo; el Capitán PNP VICTOR CHAFLOQUE OLIDEN; el Mayor PNP OSCAR RAMOS VIERA de la Unidad BIO-DIGIMIN Chiclayo; la fiscal provincial de La Victoria, ADELA HARUMI ODIAGA SHIMOTAKEHARA y el abogado JORGE ENRIQUE PEREZ CERDAN, todos los cuales han participado en los casos que presentaremos a la opinión pública, a fin de poder acabar con estos falsos héroes y lograr que Lambayeque cuente con funcionarios verdaderamente comprometidos con la lucha contra la corrupción.

Want your school to be the top-listed School/college?

Website